UniqMag

Visitando Chincha con los pequeños

Esta vez Lima para Pequeños se enrumbo hacia el sur con su cargamento de niños e ilusiones. Buscando un poco de campo, historia, música, buena comida y a lo mejor y con buena suerte un poco de sol. Esta vez nos fuimos para Chincha. Un viaje que es posible en dos o tres días y muy divertido para toda la familia.
Es así que tomamos la Panamericana Sur para visitar la cuna del folclor afroperuano. Chincha está ubicada a 200 km al sur de Lima, es la capital de la provincia del mismo nombre y pertenece al departamento de Ica, Región Ica. El viaje dura aproximadamente dos horas si vas en auto, y un poquito más en bus. En el viaje puedes divisar distintos paisajes, muy cerquita a Lima frente a playa Arica la descomunal Isla Ballena (cuyo nombre en realidad en conjunto es “Islas de Pachacamac”) siempre es divertido verla, y de paso vamos distrayendo a los pequeñines evitando así la pregunta de rigor de cada 10 minutos “¿A qué hora llegamos?” Pasando Cerro Azul se puede divisar un nuevo puente, una construcción moderna y de gran tamaño, por ende divertida para los niños: el puente “Aramayo”. La carretera pasa al lado de muchos campos de cultivo, paisaje relajante, ya llegando a chincha, en la recta a Hawái, puedes divisar un sinfín de granjas de pollos eso nos indica que ya estamos llegando a nuestro destino.
En Chincha hay varias opciones que pueden ser visitadas en familia en sus distintos distritos como por ejemplo:

El Carmen, a 15 minutos tomando la carretera al sur y volteando a la izquierda. Tradicional y conocido principalmente por su danza: el zapateo. Es nuestro lugar favorito. Un poblado tranquilo y en apariencia silencioso pero cuando suenan los cajones es imposible no tener ganas de bailar. Esta tradición centenaria que los pobladores Carmelitanos mantienen está basada en el “Hatajo de Negritos” y es sumamente alegre. La destreza de los niños tocando el cajón y zapateando deja admirado a grandes y chicos, a nacionales y extranjeros. En el Carmen no pueden dejar de visitar la Casa de Don Amador Ballumbrosio. La familia abre la casa al son de los tambores y organiza shows (solo previa coordinación) donde todos son atendidos con esa alegría característica de esta familia tan especial e importante para la tradición del Peru. Imposible no bailar y salir lleno de alegría. Una lección intensa de música y baile para los pequeños que se quedan maravillados viendo como los cajones sacan tantos ritmos y como los zapatos sacan distintos sonidos.

Grocio Prado, aquí se encuentra ubicado el Santuario de La Melchorita, Beata muy conocida en la zona, cuya festividad principal es el 6 de diciembre, día de su nacimiento. Grocio Prado también es un lindo lugar para comprar coloridas canastas y carteras tejidas en totora, o si lo prefieren mini sillitas. Las mamis adorarán visitarlo.
Huaca Centinela, este complejo arqueológico está ubicado en el poblado de Tambo de Mora a 5 minutos. Este fue en la época pre-inca un gran palacio de artesanos, agricultores y mercaderes. Ahí encontrarán el Museo de sitio y las ruinas. A pesar del paso del tiempo aun se puede ver en los restos diversos frisos sobresalientes donde están talladas aves marinas, peces y olas. Una lección de historia para los chicos. Hay que caminar. Recomendamos llevar agua gorros y bloqueador.
En Sunampe encuentran bodegas de vino, los chicos se contentaran con ver los grandes barriles y conocer como se destila este licor. Los papis le darán una probadita.

Si se animan a tener más aventuras, debes viajar un poquito más al Sur. Puedes visitar la provincia de Pisco. Pueblo que en el año 2007 sufrió un fuerte sismo. Hoy la ciudad se muestra tranquila y en pos de la reconstrucción. Hay muchas viviendas de arquitectura colonial y republicana que se han quedado quietitas en otro tiempo y que sorprendentemente sobrevivieron al terremoto, los chicos también se maravillan con estas casas que parecen castillos de otros tiempos. La playa así como el malecón y el muelle lucen un poco deteriorados sin embargo no han perdido parte de su belleza. Desde aquí o si lo prefieres, en Paracas pueden tomar un tour a la Reservas Nacional y por supuesto a las islas Ballesta. Paracas ofrece varias actividades asociadas a la aventura y al contacto con el medio ambiente. Lo más destacable son los viajes en deslizador a la Reserva. Los botes salen solo por la mañana debido a la marea y para los chicos es maravillosa la sensación de “navegar” y ver aunque sea de lejos a cientos de lobo de mar, pingüinos y flamencos o Parihuanas en su hábitat natural. Eso sí, hay que tomar precauciones pues algunos chicos se pueden marear debido al movimiento del bote. En Paracas también es posible tomar paseos en areneros que te llevan por el resto de la Reserva.

En la Av. Paracas hay un pequeño museo independiente que posee muchas piezas arqueológicas de las distintas culturas pre-inca e inca. Es muy valiosa y completa la explicación del encargado del museo y se pueden apreciar piezas como utensilios, ceramios y pequeños textiles. Definitivamente una experiencia didáctica y educativa para los chicos recordando que en la bahía el General Don José de San Martin tuvo aquel sueño que inspiró los colores de nuestra bandera. Desde aquí se pueden revivir diversos pasajes de nuestra independencia y hacer vivencial la historia que a veces se encuentra inerte en los libros.

Para Comer:
Chincha es reconocido por su gastronomía, y nos ofrece distintos platos como la sopa seca con Carapulcra, los chicharrones, el seco con frejoles, también el vino y la cachina chinchana. Además son infaltables los dulces como el manjarblanco, machacado y fríjol colado. Y si los chicos no se animan a probar estas delicias siempre hay una pollería con juegos cerca.
En la Av. Lima encontramos a La Nonna aquí encuentran una gran variedad de sándwiches como la de lomo saltado, asado o chicharrones, también preparan Pizzas y pollo a la parrilla, muy recomendable como para darle en el gusto a toda la familia. Y si vas en verano o eres de los que comen helados en pleno invierno, pues no te puedes perder los helados de “Don Giuseppe” ubicado en la misma plaza, helados deliciosos hechos artesanalmente.

En Chincha hay diversos hospedajes, es posible encontrar los más destacados y cómodos así como más pequeños y accesibles. Siempre recuerda hacer con anticipación tu reservación.
Así que no se pierdan esta experiencia recuerden siempre llevar agua adicional para los pequeños, siempre usar gorros y bloqueador, especialmente si van a Paracas y durante los trayectos buena música para todos los gustos esto es elemental y un recurso por demás divertido.

Información Adicional:

Casa de la Familia Ballumbrosio:
Teléfonos: 956343619/ (056)274014
Shows de danza y baile afroperuanos Grupo Pinta Canela
Previa coordinación.
Restaurant La Casa de la Nonna
Calle Lima, 249
Chincha – Ica
Tlf . (056)26-4812

0 Comentarios

Deja un Comentario

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

SUSCRIBETE